Carpeta prensa

CERTIFICACIONES

Nuestro compromiso en garantizar altos niveles de calidad, eficiencia y servicio, ha sido reconocido con la obtención de varias certificaciones voluntarias. La primera, obtenida en el año 1997, ha sido la norma ISO 9001 (para el sector EA23e) que define los requisitos necesarios para asegurar un sistema de gestión de la calidad en la realización del producto y en la prestación de los servicios a la clientela. La elección de someter nuestra empresa a la aplicación de este proceso de certificación, nos ha permitido reducir los costes, aumentar la cuota de mercado y enfocarnos, con instrumentos nuevos y más eficaces, en la satisfacción del cliente hasta que éste perciba la importancia de ser, para nosotros, los primeros. Dicha certificación ha sido extendida al sector de las instalaciones y mantenimientos (EA28a) en el año 2011.

El respeto del ambiente ha sido, desde el inicio de la actividad de nuestra empresa, una de las directrices que han encaminado nuestro obrar.

Estos nos ha llevado, en el 2003, a obtener la certificación según la norma UNI EN ISO 14001 que prevé el análisis de los diferentes procesos empresariales y de los impactos que éstos podrían ocasionar sobre el ambiente circundante. Nuestra política es la de utilizar lo más posible materias primas eco-compatibles, activándonos en la tutela ambiental para prevenir la contaminación y con la intención de obtener el mayor ahorro energético sostenible.

El deseo de dar mayor importancia a los aspectos ambientales, nos ha llevado a comprar cantidades crecientes de madera procedente de selvas gestionadas de modo eco-sostenible del norte de Europa y a la obtención, en el 2005, de otras dos certificaciones de producto para la cadena de producción de la madera: FSC y PEFC.

La certificación FSC (Forest Stewardship Council ®), certifica el origen de la madera utilizada para la realización de nuestros productos. Es un sistema de certificación internacional que garantiza que la madera utilizada en la fabricación de nuestros artículos procede de selvas donde se respetan los rigurosos estándares ambientales, sociales y económicos.

La certificación PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification Schemes), obtenida el mismo año, es similar a la anterior y garantiza una gestión ecológicamente apropiada de las selvas de las cuales procede la madera, pero también tendiente a obtener beneficios económicos y sociales. PEFC se pone, es una alternativa del sistema de certificación arriba descrito, y está dirigido principalmente a las propiedades forestales de pequeñas dimensiones.

Ambas certificaciones garantizan la posibilidad de rastrear la selva de origen de una cierta partida de madera en las diferentes etapas que la llevan del bosque al consumidor final (cadena de custodia).

La voluntad de perseguir resultados cada día mejores y presentarnos a nuestra clientela con estándares cada día más elevados, nos ha impulsado a continuar en el camino de las certificaciones nacionales e internacionales.

En septiembre de 2010 hemos obtenido la certificación para la marca CE de la madera maciza de conformidad con la normativa UNI EN 14081-1. Dicha certificación certifica la correspondencia de los materiales clasificados de "uso estructural" a los requisitos esenciales para la comercialización y uso en la Unión Europea, en materia de seguridad, sanidad pública, tutela del consumidor, etc.

Además, poseemos el Certificado de denuncia de la actividad de manufactura de elementos estructurales en madera maciza y laminar de conformidad con el D.M. del 14 de enero de 2018.

Nuestro sentido de responsabilidad ha hecho que pudiésemos poner una atención particular en la seguridad en  los ambientes de trabajo y en la salud de los empleados. En el 2010 hemos decidido implementar nuestro Sistema según la certificación OHSAS 18001 que tutela la empresa y los trabajadores de los peligros, incluso potenciales, presentes en el puesto de trabajo y representa un instrumento válido para la obtención de estándares cualitativos en este contexto cada día más elevados.

Otra certificación reconocida a nuestra empresa es la marca GS (acrónimo del alemán geprüfte Sicherheit – seguridad comprobada) expedida por el ente certificador Tüv a productos que respetan las normativas europeas en el ámbito de la seguridad de los equipamientos. Estos estándares de seguridad, resistencia y fiabilidad están definidos por la norma UNI EN 1176-2018 y testados por controles rigorosos. La última certificación obtenida según la normativa UNI EN 11306:2009, que certifica la estanqueidad y la resistencia, ha sido obtenida en el 2012 por dos de los numerosos modelos de bancos para exteriores disponibles en nuestra gama.

Tratándose de parques infantiles y estructuras de juegos  para niños, nuestros productos deben poseer en primer lugar, antes de cualquier otra característica, la seguridad en cada mínimo detalle. Cada elemento, aún si es pequeño y aparentemente poco importante, introducido en una de nuestras estructuras, debe corresponder a las severas normativas UNI EN 1176 y 1177. El ente certificador Tüv-Product Service expide, después de severas pruebas de control, la marca GS. La posibilidad de jactarse de esta marca indica la absoluta fiabilidad de cada componente de la estructura de juegos o del mobiliario urbano y garantiza, a clientes y usuarios, el uso de productos que cuentan con la máxima seguridad posible.

 

TUTELA DEL AMBIENTE DESDE LA PRODUCCIÓN A LA ELIMINACIÓN

Nuestra empresa está comprometida, desde su fundación, a desarrollar su actividad en el respeto del ambiente. Las certificaciones expedidas respecto a la gestión ambientales nos han impuesto la consecución de altos estándares que perseguimos y buscamos mejorar, todos los días, también a través de la ayuda de tecnologías nuevas y más eficaces.

Los procesos de producción comprenden diferentes fases que inician ya en la elección de las materias primas con el fin de realizar equipamientos lúdicos con materiales que son, en gran parte, reciclables. Utilizamos madera de robinia, una falsa acacia a km 0 procedente de los bosques de Trentino, y pino de las selvas del norte de Suecia, donde se siguen políticas severas de reforestación, esencia que es tratada en autoclave sin utilizar ningún metal pesado. Nuestra empresa es una de las empresas pioneras en Italia en el campo del tratamiento de impregnación en autoclave, es decir, el procedimiento que permite obtener un elevado grado de resistencia de la madera a los ataques de agentes como setas, mohos y podredumbre, siendo un elemento ideal para ser uso en espacios al aire libre. Este tratamiento, además de ser ecocompatible porque no utiliza agentes tóxicos, respeta la normativa UNI EN 351-1:2018.

 

LOS MATERIALES

La madera, el aluminio y el polietileno, además de ser reciclables, nos brindan una gran libertad en el diseño de juegos y estructuras para las áreas de juego. La elección del material, de este modo, pasa a ser funcional al tipo de juego a realizar y al lugar donde deberá posicionarse la estructura, ya sea por las condiciones climáticas a las cuales estará sujeta como por la ambientación estética y por resistencia a los actos de vandalismo. Su manufactura garantiza una alta durabilidad: el producto de madera, por ejemplo, es sometido a la impregnación en autoclave directamente en la planta de Mezzolombardo sólo después de haber completado todas las manufacturas mecánicas. Todos los elementos de madera ya terminados son impregnados con un concentrado de sales hidrosolubles de la mejor calidad y dosificados en una cantidad que es casi el doble respecto a lo establecido por la normativa europea vigente en materia. Esto permite garantizar la máxima resistencia al agua, a las agresiones de los microorganismos y a las agresiones atmosféricas, como también a otros procesos naturales como la formación de moho o a la acción de parásitos.  La madera tratada en autoclave es perfecta para parques y jardines de países y ciudades, puede además pintarse con infinidad de tonalidades cálidas o frías, que lo integran perfectamente con la naturaleza que lo circunda formando así un todo  con ella.  Nuestras creaciones en robinia, son elementos únicos e inigualables porque se trabajan a mano. 

El aluminio es un metal ligero difícilmente oxidable, extremadamente liviano y 100% reciclable. Barnizado en polvos epoxídicos atóxicos, no está sujeto a la corrosión y ofrece una elevada resistencia a las acciones de vandalismo.

Holzhof utiliza desde hace años también el polietileno. La gran maleabilidad y las óptimas características de este material, entre las cuales la ductibilidad en el molde de formas irregulares, lo hacen adecuado para la producción de toboganes y rampas de subida, techos, barandillas, balancines de muelles y complementos de decoración. El polietileno, además, no pierde su color siempre que haya sido sometido a un tratamiento de coloración en masa. Resiste a temperaturas que varían de -85°C a +90°C , tiene una elevada capacidad para rechazar los rayos UV - por lo tanto es perfecto para zonas geográficas donde se alcanzan temperaturas elevadas - y es reciclable al 100%. Los componentes realizados con este material resisten al desgaste y a la abrasión, a los golpes y se distinguen por el bajo coeficiente de roce y por la escasa absorción de agua, como también por las excelentes propiedades antiadherentes. El peso específico muy bajo permite también un ahorro durante las fases de transporte y una mayor facilidad en las operaciones de montaje.

Los laminados decorativos HPL presentes en los equipamientos Holzhof están constituidos esencialmente por papel y resinas sintéticas termofraguantes sometidas a procesos de polimerización, tras los cuales se obtiene un material estable y no reactivo.  Holzhof utiliza este material en particular por su alta resistencia al rayado, a los agentes atmosféricos y por la facilidad de limpieza, como también por la amplia gama de coloraciones disponibles en el mercado.

El suelo amortiguador se realiza, en cambio, en granulado de goma coloreada (caucho) totalmente reciclado, disponible en diferentes formas y colores, todas ellas estudiadas para ofrecer el máximo de protección para diferentes alturas de caída. Es un material termoaislante y no se fractura.

Otros componentes utilizados en los productos Holzhof son redes y cuerdas realizadas con cables compuestos por alambres de acero recubiertos de material plástico de 16 mm de diámetro que tienen internamente de 4 a 6 trenzados de acero, y muelles garantizados por la calidad Eibach, líder internacional en la producción de estos artículos.

 

CALIDAD

Nuestros productos son el resultado de más de 40 años de experiencia en el sector, de máximo compromiso en las fases de diseño, atención al ambiente, competencia en la elección de los materiales - todos de calidad excelente - pericia en su tratamiento y máxima competencia en la producción, tanto industrial como artesanal, del producto terminado. El objetivo es la consecución de la máxima calidad que es la suma de varias y diferentes competencias en cada fase de la cadena productiva, con la finalidad de obtener siempre una mayor duración en el tiempo y el mantenimiento de las características iniciales. Quien se encomienda a Holzhof está seguro de poder contar con el diseño de equipamientos que cumplen con las diferentes exigencias de cada cliente y con la realización precisa de cada detalle. Los equipamientos lúdicos realizados por nosotros, una vez terminados, abandonan la fábrica acompañados por instrucciones de montaje simples y claras, que simplifican lo más posible las fases de instalación y montaje, pasajes fundamentales para garantizar las características de calidad del producto.  Si no estuviese seguro de poder desarrollar con profesionalidad el trabajo de montaje, Holzhof dispone de sus colaboradores especializados, con años de experiencia, y de una flota de camiones y equipamientos dedicados para realizar, de modo impecable, el montaje de las áreas de juego. Sucesivamente a la instalación o en los juegos existentes puede ejecutarse, tras solicitud del cliente, una inspección por parte de personal/agentes Holzhof calificados profesionalmente, que verifican el respeto de las normativas vigentes y la conformidad con los requisitos requeridos para la obtención de las certificaciones. Si se detectasen deformidades, nuestro personal puede proporcionarle todas las informaciones necesarias sobre las operaciones a realizar para la puesta en norma y ejecutar, bajo pedido del comitente, las modificaciones necesarias. Holzhof, además, puede ocuparse del mantenimiento y de la sustitución de posibles componentes desgastados que están disponibles hasta 15 años de su compra. Máxima calidad, aquella garantizada por Holzhof, que no descuida ningún detalle desde la ideación personalizada de los equipamientos a la asistencia postventa.

 

INVESTIGACIÓN

En la base de nuestro éxito se encuentra la calidad que, en estas décadas, ha crecido progresivamente gracias a la búsqueda y a la innovación de productos y procesos productivos. Nuevas tecnologías, tanto en las fases de búsqueda de los materiales como en la producción y en las técnicas de montaje, nos han permitido mejorar continuamente nuestros productos y la oferta a la clientela, anticipando las exigencias de nuestros pequeños usuarios. En estos años los pedidos y las obligaciones de ley han pasado a ser siempre más específicas y numerosas y nuestro compromiso en buscar la calidad nos ha llevado hoy a cumplir del mejor modo posible con una serie de requisitos impuestos por el mercado. Nuestras inversiones continuas nos permiten ofrecer hoy productos con la mejor relación calidad-precio y ser una referencia en el sector.

 

LA MARCA

La marca Holzhof es hoy sinónimo de calidad, eficiencia, precisión y fiabilidad. El cliente histórico se encomienda con confianza a la marca porque conoce sus características, la nueva clientela se acerca a la marca inspirada por la competencia y por el prestigio que goza la misma en el mercado de referencia. Todos los productos salen de la fábrica, después de ser sometidos a controles serios, con el logo Holzhof que reproduce una pequeña flor estilizada anaranjada como garantía de la calidad comprobada, de los procesos de producción ecológicamente sostenibles y de la seguridad y longevidad garantizadas en el tiempo.

 

 Uno de los servicios que Holzhof ha propuesto en el mercado en los últimos años y proporciona con éxito, gracias a la puesta en obra con nuestros técnicos especializados y al empleo de equipamientos específicos de vanguardia, es el pavimento de colada Playlastic®. Conforme con las normativas UNI EN 1177-2018, este pavimento es colocado en una única colada permitiendo la creación de un plano continuo, sin fugas, que se extiende en cada rincón de la superficie interesada sin interrupción. Esta continuidad permite la máxima utilidad a todo tipo de cochecito tanto para los más pequeños como para los minusválidos, es antideslizante también en condiciones de humedad, puede ser colado sobre superficies asfaltadas o cementadas también con leves pendientes.

 

EXPORTACIÓN

El proceso de crecimiento empresarial que ha caracterizado Holzhof desde su nacimiento (40 años ya) ha permitido a la empresa, en la última década, abrirse al mercado extranjero. Holzhof ha aumentado progresivamente la clientela, tanto es así que hoy está presente en casi todos los países europeos y en algunos extra-europeos, entre los cuales Medio Oriente y Norte de África, Australia, Nueva Zelanda e Islandia. Holzhof participa, además, regularmente en importantes ferias internacionales del sector, donde presenta sus productos altamente competitivos a nivel global. El desarrollo del mercado internacional ha sido posible gracias a inversiones progresivas de la empresa y por la asistencia brindada por una oficina comercial ad hoc, capaz de instaurar relaciones y comunicar en cuatro idiomas.

lg md sm xs